por Candelaria Penido
IG: @candepenido
mail: candelariapenido@hotmail.com

Reflexiones del aislamiento, sensaciones y visiones de múltiples artistas se condensan en el proyecto de Ariadna Pastorini Performances del encierro. Un blog, con más de 100 videos de 1 minuto, organizados en cuadrículas, con títulos, sin títulos, comentarios y poemas. Una diagramación simple que combina con el objetivo de la propuesta –también simple– que invita a que cada artista, a partir de la performance como medio de expresión, comparta su vivencia en este momento especial.

Basándose en una experiencia de encierro personal, Pastorini comparte cómo ella encontró en la creación de videos cortos una forma de liberar y relajar su tensión. “Veo en las redes sociales que mucha gente del arte no está pasando bien. A mí, las crisis me generan acción. Y, como a mí siempre me gustó hacer propuestas a otros artistas en situaciones especiales, llamé a esta convocatoria”, explica en el blog. Así surge este proyecto virtual y expansivo que crece día a día con la invitación como bandera. La artista invita a artistas que conoce, éstos invitan a otros y así, símil a una cadena de favores, hoy la plataforma cuenta con obras que vienen de Argentina, Alemania, España, Reino Unido, Estados Unidos, Italia y Brasil.

Captura de pantalla 2020-05-06 a la(s) 21.16.46.png

No un hay hilo conductor. El espectador ingresa a la página y se encuentra ante una vasta cartelera de videos para elegir. Lo interesante viene dado con la incertidumbre de no saber qué se encontrará al apretar el botón de play, ni tampoco lo que vendrá después. La propuesta incita a tomar el mando, animarse e ir saltando de nombre en nombre de forma aleatoria. Jugar un rato en este encierro.

Con el cuerpo como eje central de los videos, el espectador se encontrará ante pies protagonistas, manos, lluvia, espacios incómodos, sillas, luz y oscuridad, juego de luces, giros interminables que marean a pesar de estar quieto, como la incertidumbre reinante de los tiempos. Loops, cámara rápida, movimientos en reversa y repeticiones, reflejos, plantas y poemas. “El mundo bajo los párpados” dice Nicolás Rodríguez. Y nosotros, en este juego imaginario de interconectar performances descubrimos que Adrián Gasparoni le contesta “Cuando no sé qué hacer camino.”

La música y los sonidos toman el rol de liderar las experiencias, siendo el silencio muy evocativo. Se escuchan golpes, repiqueteos, bossa-novas y rock. El agua cayendo, ya sea en formato de lluvia o producto de la ducha del baño, tiene un papel central. Se repite y se repite en muchas de las presentaciones. ¿Qué querrá decir?

Muchas son las preguntas que quedan dando vueltas luego de atravesar este festival de performances que terminará en el momento que termine la cuarentena, avisa su creadora en el blog.

Jugar con lo que hay, probar su utilidad, usar –las cosas y situaciones– en formatos que no son el cotidiano, probarlas y probarse. Por ahí viene la mano. Con estos videos, el espectador presencia cómo los artistas se /le exigen otra mirada a la cotidianeidad (no tan cotidiana) invitando a que cada uno mire de otra manera esta nueva realidad.

Encontrá Performances del encierro en https://performancesdeencierro.blogspot.com/

Bonus track
Cualquier artista está invitado a participar. Para hacerlo pueden enviar “un video de máximo un minuto. Que sea un acto de acción o un sentimiento”, estipula Pastorini. Luego ella se ocupa de revisarlos y seleccionarlos para subir.