por Candelaria Penido
IG: @candepenido
mail: candelariapenido@hotmail.com

Cinco lugares inigualables en cuatro barrios icónicos.

¿Estás pensando en un viaje para el país del norte? Desde Art & Notes te contamos qué lugares no podés dejar de visitar en tu paso por la ciudad de Nueva York. Si no estás pensando en viajar físicamente, te invitamos a hacerlo de forma mental con nuestros cinco destacados.

Esta meca del arte tiene opciones para todos los gustos. Simplemente requiere de unos buenos zapatos y ganas de caminar.

MoMA o Museo de Arte Moderno – Midtown
El Museo de Arte Moderno se encuentra ubicado en la zona que todo turista visita. A cuatro cuadras del Central Park y a media de la Quinta Avenida, te espera un enorme edificio con una de las colecciones permanentes más grandes del mundo.

Datos que no podés dejar de conocer:
-Las siglas corresponden a Museum of Modern Art.
-Los viernes de 16 a 20h la entrada es libre y gratuita.
-Fue fundado en 1929 por tres mujeres de familias importantes de la sociedad norteamericana de ese momento.
-90 años después, el museo reúne más de 200 mil obras de arte.
-Entre ellas se encuentran una serie de obras que gozan de mucho reconocimiento. Por nombrar algunas: Las señoritas de Avignon de Pablo Picasso, uno de los Nenúfares de Claude Monet, La noche estrellada de Vincent van Gogh, La persistencia de la memoria de Salvador Dalí y las Latas de sopa Campbell de Andy Warhol.
-El año pasado el museo renovó toda su disposición así que acá te sugerimos un recorrido para que mejor aproveches tu visita.

El MoMA cuenta con 6 pisos. Lo mejor, consideramos, es recorrerlo de arriba hacia abajo. Al comenzar en el último piso, estamos comenzando con una de las plantas más recientes. En ella se suelen montar exposiciones temporales. Además cuenta con una gran terraza que ofrece una vista hacia la ciudad y el Jardín de las Estatuas del Museo. A esta se acceder tanto en invierno como en verano. El quinto piso es el que le rinde homenaje al nombre del Museo, es decir, está dedicado al Arte Moderno ya que aloja obras de artistas como Dalí, Picasso, Monet, van Gogh y Frida Kahlo, combinado con un pequeño café para descansar de tanto estímulo visual. El cuarto está dedicado al expresionismo norteamericano, con obras de Pollock, Mark Rothko y Roy Lichtenstein. Al descender por las escaleras (o ascensor) cambiamos un poco de panorama ya que el tercer piso está dedicado a las colecciones de diseño, arquitectura y fotografía. Allí se encuentra el laboratorio creativo, un lugar dedicado a creación de los visitantes, donde personal del museo colabora y te guía para potenciar tu imaginación. En el segundo piso se encuentran las salas dedicadas a instalaciones, grabados e impresiones. También al arte audiovisual, ya sea videoarte o cine. Por último en la planta baja, además de encontrarse la tienda del MoMa (es súper interesante recorrerla a pesar de no comprar nada) y otro café, es el lugar del Jardín de las Estatuas. Un espacio verde, si es verano, o blanco por la nieve en el invierno, donde se encuentran una serie de esculturas y fuentes.

MoMA PS1 – Queens
El Museo de Arte Moderno, además de sus inacabables 6 pisos, cuenta con un nuevo reducto en el barrio de Queens. Dedicado al Arte Contemporáneo, este anexo sorprende. Alojado en una vieja fábrica, este enorme edificio de ladrillos es la casa de muestras temporales en formatos experimentales. Se les da espacio a artistas emergentes y a nuevas tendencias artísticas. A su vez, el PS1 cuenta con recitales y eventos culturales.

Un dato interesante es que con el ticket de entrada al MoMA, el ingreso al PS1 es gratis.

Met o Metropolitan Museum – Upper East Side

El Upper East Side es el barrio paquete de Manhattan. En él se encuentran grandes mansiones, embajadas y restaurantes cinco estrellas. También es el lugar elegido por las marcas de renombre y el Museo Metropolitano de Arte. Una joya que reúne más de 2 millones de piezas. Está diseñado de forma tal que al visitarlo, no solo atravesás 5000 años de historia, sino que los espacios en que están expuestas las obras se encuentran montados como los lugares que originalmente alojaban estos trabajos. Por ejemplo nos vamos a encontrar con un templo egipcio; una mansión neoclásica norteamericana; un palacete romántico francés; un predio gigantesco con tótems, canoas y carpas de la cultura africana; una Iglesia románica; otra bizantina; etc.

El edificio cuenta con tres pisos y 19 salas. En ellas se encuentras distribuidas obras que corresponden al arte del antiguo Egipto, Roma y Grecia, con arte medieval, bizantino, asiático, africano, islámico y americano. Con una selección de pinturas, dibujos, esculturas, fotografías, vasijas, columnas, instrumentos musicales, objetos decorativos, cerámicas, vestuarios, canoas y carruajes, armas y tapices.

Algunos de los nombres que se destacan son El Greco, Georges de La Tour, Rembrandt, Turner, Picasso, Manet, Monet, Van Gogh, Cezanne, Boticcelli, Braque, entre otros. Todos estos artistas forman parte de su colección permanente, pero a su vez, el Met organiza algunas exposiciones temporales.

Si bien esta sede es su principal, además de estar en la Quinta Avenida en el Upper East Side, el Met cuenta con dos espacios más. Una se encuentra en la Madison Avenue, donde se exponen trabajos de los siglos XX y XXI y la otra a orillas del Río Hudson. Es The Met Cloisters, un lugar que supo ser claustros y jardines medievales.

The Guggenheim Museum – Upper East Side

Ubicado a cinco cuadras del Met, también sombre la Quinta Avenida en el Upper East Side se encuentra este disruptivo museo, que el octubre pasado cumplió 60 años. Con una estética moderna que contrasta con la arquitectura aledaña, se destaca este reducto de Arte Moderno y Contemporáneo. Fue diseñado por Frank Lloyd Wright y fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Su diseño en espiral es su primer atractivo, mas al prestar atención a las obras que contiene, no se queda detrás. Es la casa de muchos trabajos de las vanguardias europeas y americanas. Es así que dentro, se pueden encontrar piezas de Chagall, Picasso, Degas y Mondrian. Dentro de su colección se destacan las obras impresionistas y post impresionistas. A su vez, expone a artistas contemporáneos especializados tanto en pintura como fotografía y escultura.

Ascendiendo en círculos, por rampas, uno llega al sexto piso y puede descansar disfrutando en el café vidriado con vistas al Central Park.

Chelsea Galleries – Chelsea

Para romper con la dinámica de Museos, proponemos como último spot a recorrer, las galerías de arte del barrio de Chelsea. Un lugar super trendy con una movida nocturna cultural interesante. En él se encuentran muchas de las galerías de arte más importantes de la ciudad, que a la vez se combinan a la perfección con los grandes murales y grafitis que conquistaron la zona.

Por un lado, entonces, se encuentran las galerías que ofrecen constantemente muestras nuevas y arrojadas, que imponen tendencias y por el otro, galerías con obras de arte más tradicional y en grandes formatos. Todas permiten su ingreso de forma gratuita. La mayoría están esparcidas entre las Avenidas 10 y 11 y las calles 20 y 26.

Chelsea además es sede de mucho Street Art. Entre los grafitis más conocidos están algunos de los murales de Kobra, el artista brasileño. Los que se encuentran entre las Chelsea Galleries son:

-Tolerance, de la Madre Teresa de Calcuta y Mahatma Gandhi, en la intersección de la calle 130 y la Avenida 10.
-We love NY 2, dedicado a Albert Einstein. Ubicado en la calle 21, esquina con Avenida 8.
-Mount Rushmore, una versión del Mount Rushmore, donde las caras de los presidentes estadounidenses originales, fueron reemplazas por las de Basquiat, Keith Haring, Andy Warhol y Frida Kahlo. Se encuentra en la intersección de la Avenida 10 con la calle 22.

Nueva York es una ciudad muy completa en cuanto al Arte. Tiene opciones muy diversas, solo hay que saber encontrarlas. Con este punteo te proponemos los lugares que no podés dejar de recorrer.