por Gina Dimare
IG @ginadimare27
gina.dimare@hotmail.com

Fundación Proa presenta una única exhibición con obras del emblemático artista Anish Kapoor.
Uno de los referente del arte contemporáneo internacional, tiene lugar en la ciudad de Buenos Aires con una muestra en la Fundación Proa, donde a través de una selección de 7 obras, se pueden ver algunas de obras en las cuales abarcan sus inicios de producción (1992) hasta la actualidad.
A cargo del curador Marcello Dantas, se realizó un recorrido por las series más emblemáticas y diversas, priorizando siempre la diversidad de materiales y la abstracción escultórica. 

La exhibición de Kapoor llega para quitarnos del lugar pasivo como espectadores en cuanto al concepto que comprendemos la escultura, y no sólo corre los límites de los elementos formales, sino que va siempre un paso más allá. Resulta interesante poder evidenciar aquellos límites por los cuales posiciona su producción en un lugar tan llamativo dentro del arte contemporáneo.

SVAYAMBÚ – 2007

anish-kapoor-surge-muestra-en-fundacion-proa-807254.jpg

Una de las obras quizás más llamativa por su imponencia. Svayambú significa en idioma Sánscrito, “Autocreado”.  Un enorme bloque de cera roja – que inevitablemente encontramos cierta semejanza en su color y textura con la sangre – contiene un mecanismo de rieles el cual permite su movilidad en el espacio. El concepto principal de esta obra se trata del juego que realiza el artista al crear dicha obra, para con el espacio en cuestión. Como en todas las obras de Kapoor, el espectador se choca con una obra que lo obliga a ponerse en movimiento, provocando a través del color y la intensidad del material, una serie de sensaciones muy particulares al observar dicha obra de arte.
Particularmente, esta obra como a su vez “Disparando en la esquina II”, es a través de la elección de los materiales y el hecho de que se configuren de manera performática que  produce cierta sensación de violencia o invasión sensorial en el espectador. 

DOBLE VÉRTIGO – 2012

asdfasdfasdf.jpg

Dos gigantes espejos curvos de acero inoxidable pulido, Kapoor juega con las formas cóncavas y convexas para formar esta enorme figura en la cual podemos nuevamente involucrarnos. Al atravesar la obra y recorrerla, nuestro reflejo comienza a formar parte de la obra, deformando y distorsionando nuestra imagen de tal manera que produce una gran experiencia de efectos ilusorios.
El espectador queda como hipnotizado en este juego, buscando diferentes efectos a lo largo de aquella gran estructura.
Una de las características de esta obra, y por la cual quizás nos produce ciertas sensaciones, es la elección de invisibilizar el proceso técnico por la cual fue producida. en ningún momento evidenciamos alguna ranura de ensamble. un gran bloque se nos presenta sin dejar huella del artista interviniente.
Si estudiamos de manera sencilla las obras de Kapoor, y tratamos de definir cuál es su singularidad a la hora de producir arte, resulta interesante notar, que el artista utiliza la estética de lo abstracto para involucrar al espectador, lo cual, si realizamos un rápido recorrido por la historia del arte, no suele ser el eje principal dentro de dicha estética.  

EL ORIGEN DEL MUNDO 2004 – CUANDO ESTOY GESTANDO 1992

En la última sala de la muestra, nos encontramos con dos obras, que por sus diferencias, se complementan.
Por un lado, “El origen del mundo”, un agujero negro pintado sobre una pared, interpela al espectador a través de un ilusorio vacío en profundidad generado desde una figura abstracta.
El tema central de esta obra, -más allá de teorizar sobre las referencias hacia la historia del arte a través del nombre, y la simbología de aquel agujero negro- podría tratarse de cómo Kapoor concibe la idea de Vacío, muy presente en toda su producción, pero que aquí lo presenta de manera evidente. ¿Cómo puede un artista, materializar el vacío, la nada? La abstracción es la herramienta perfecta, utilizando la imaginación y la ilusión espacial para su ejecución final.
Por otro lado, no es casual que se haya elegido colocar la obra “Cuando estoy gestando” a su lado, ya que completa la idea de “El origen del mundo”, al contraponer la idea opuesta de las cuales ambas exponen: la ausencia y la presencia, lo visible y lo invisible.
“Cuando estoy gestando” se trata una escultura semi esférica que emerge de la pared ocupando de  manera superficial el espacio. Una vez más, el movimiento del espectador será fundamental para completar su visualización y experiencia sensorial de la obra.
Es evidente que ambas obras toman como referencia a la mujer, pero lo más atractivo, es cómo el artista logra retratar de manera abstracta, la idea de gestación a partir de dos conceptos opuestos.

16 Noviembre 2019 – Marzo 2020
Organiza: Estudio Anish Kapoor – Magnetoscopio – Fundación Proa
Curador: Marcello Dantas