por Candelaria Penido
IG: @candepenido
mail: candelariapenido@hotmail.com

Con una propuesta original desembarcó Ad Minoliti el pasado octubre en el segundo piso del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires. Vino a romper patrones de la mano de la suavidad.

En una atmósfera alegre, lúdica y por momentos onírica, la artista conjuga una lucha contra la cultura tradicional y las narrativas dominantes. Museo peluche es una exposición con compromiso político, mas alejada del estereotipo de arte político latinoamericano. Sus herramientas son los peluches, los pufs, las alfombras, las personas disfrazadas y los muñecos gigantes. Como explican los curadores, Carla Barbero y Marcos Krämer, “Minoliti propone una ficción utópica y pacífica.”

Museo peluche (foto Guido Limardo) 2.jpg

Ingresar a la sala del museo es encontrarse con pinturas, murales, instalaciones, obras site-specific, piernas, ojos y collages, donde los límites convencionales no existen y prepondera la fuerza de lo muchas veces negado: lo tierno y lo suave. Poniendo hincapié en lo infantil, la artista presenta una serie de encontronazos, lo espiritual vs lo racional, la naturaleza vs la cultura, la seriedad vs la frivolidad y/o lo femenino vs lo masculino. Contradicciones que luchan en la sociedad por prevalecer y que ella elige para así encontrar la veta y cuestionar con mirada crítica.

Las obras componen un imaginario con espíritu no binario e inclusivo. En ellas es palpable su relación con las teorías feministas y queer. Minoliti crea una realidad donde el visitante puede pasear, admirar, analizar, leer y descansar junto a gatos, osos y zorros en colores vibrantes. Estos no son producto de una elección casual, sino que en las paredes del Moderno brillan los verdes, naranjas, violetas y marrones como mensajeros de la lucha pro-aborto, por un Estado laico, por la comunidad LGTBQI y por el movimiento antirracista, respectivamente.

Museo peluche es la primera muestra individual de la artista donde se nuclean obras de los últimos 15 años. Entre las formas orgánicas llama la atención la instalación site-specific Escuela Feminista de Pintura. Un aula no convencional pensada como un espacio de aprendizaje, un lugar para cuestionar los comportamientos preestablecidos en el arte y generar una nueva lógica creativa. En ella se realizan distintas clases gratuitas (Encontrá la info de las actividades en la agenda del museo en el siguiente link: https://www.museomoderno.org/es/agenda?field_tipo_de_entrada_de_agenda_value=All

Museo peluche (foto Guido Limardo) Escuela de Pintura Feminsita.jpg

Esta peculiar exposición reivindica la infancia desde otro lugar; invita a los adultos a volver a su niñez y reconfigurarla; plantea por momentos, la diversión y por otros, la incomodidad, pero siempre en un ambiente alegre. Minoliti propone al collage como la técnica clave, como espacio de unión donde lo límites se pueden borronear. De hecho, son los límites entre pinturas, objetos y espacios los que se ven desdibujados gracias al accionar de la artista.

Lo interesante es advertir como “la obra de Ad Minoliti se proyecta desde la pintura y la historia del arte, en especial la abstracción geométrica y la pintura metafísica, hacia sus intereses por la arquitectura, el diseño, la animación y el erotismo” comentan los curadores.