por Candelaria Penido
IG: @candepenido
mail: candelariapenido@hotmail.com

Hilos, tejidos, nylon, piedras, cobre, cristales, especias, hojas son algunos de los materiales que se lucen en la muestra retrospectiva del artista brasileño Ernesto Neto. Soplo organizada por el MALBA.

Sentada en el piso, en un lateral de la sala, una chica respira profundamente con los ojos cerrados. Tiene colocada en su cabeza una vincha blanca, tejida al crochet. Esta está conectada a una figura irregular que cuelga de la pared.

thumbnail_Oxala 2.jpg

Risas sofocadas se filtran de la derecha. Provienen de unos chicos, que con cuidado amplían un orificio de una de las piezas expuestas y salen entre paredes de nylon de un organismo gigante. Obra que ocupa casi toda la vista al ingresar al primer piso del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires.

Seguir para la izquierda y encontrarse con un trío de personas colgadas entre ellas, sostenidas por unos ponchos tejidos en amarillos. Como balanza, con sus cuerpos se equilibran y descansan en diagonal. Dos tiene los ojos cerrados, el tercero espía cada tanto.

IMG_0575.JPG

Latidos suaves y rítmicos, marcan los pasos que avanzan. Surgen de un gran corazón, que invita a ser ingresado y observar desde adentro un mundo teñido de rojo. Como en Sagrado é Amor, receptáculo de cuerpos relajados, en estados meditativos. Inhalando esencias naturales, provenientes de hojas secas y especias que cuelgan alrededor del gran protagonista de la obra, un árbol que bien podría ser sagrado, en rojo.

Luego de quitarse los zapatos y participar en muchas de las obras, unas campanitas resuenen -regresando a todos a la realidad.

El arte como puente de la reconexión entre lo humano y lo natural. “Reconexión humana con esferas más sensibles”, dice el texto curatorial a cargo de Jochen Volz y Valeria Piccoli. Un arte sutil, diferente, inexplicable donde reinan las contradicciones. “Ernesto Neto viene explorando y expandiendo radicalmente los principios de la escultura. Gravedad y equilibrio, solidez y opacidad, textura, color y luz, simbolismo y abstracción son las bases de su práctica artística”, explica Volz.

thumbnail_Flying Gloup Nave.jpg

La elección de los materiales y su composición dan lugar a elementos pseudovivos, que guían el ritual que significa la experiencia de recorrer Soplo. El artista como un chamán invita a despertar el costado lúdico, a sacar sonrisas internas, a aprender, a tocar, a despertar los sentidos, a participar y, en muchos casos, a activar las obras. Estas piezas en grandes formatos son, en su mayoría esculturas inmersivas, donde los límites se desfiguran e incitan a ceder el monopolio de la mente al cuerpo, los sentidos e impulsos (controlados).

thumbnail_Sagrado é Amor.jpg

La versatilidad del trabajo expuesto condensa 40 años de creación de Neto. Con una muestra proveniente de la Pinacoteca de San Pablo, los espectadores podrán recorrer su trayectoria en 60 obras creadas a partir de los años 80´.

Ernesto Neto crea apelando a la diversión y el amor para descubrir una faceta diferente del arte ya que así, asegura “otra confección de la realidad es posible.”