por Candelaria Penido
IG: @candepenido
mail: candelariapenido@hotmail.com

Tres días donde la fotografía toma protagonismo y colma La Rural. Desde el 6 al 8 de septiembre se podrá visitar el pabellón 8 y descubrir las propuestas de más de 35 galerías nacionales e internacionales en el evento más grande del rubro de Latinoamérica.

Techos altos, paredes blancas y marcos negros. Ocho pasillos y cuarenta y cinco stands. Es la fiesta anual de la fotografía que en esta edición especial está festejando su aniversario número 15. Se la puede recorrer de 14 a 21 horas abonando una entrada general de 200 pesos*.

Su primer día fue tranquilo, hubo poca gente recorriendo los recovecos. “Lo fuerte se espera para el finde”, anticipan desde la organización. Los espacios vacíos invitan a detenerse y tomarse un tiempo de reflexión frente a la variedad de obras. Hay muchas, la gran mayoría están en blanco y negro y en grandes dimensiones. Es así que las galerías con propuestas de montajes diferentes y audaces llaman la atención.

Micaela Urdinez, Sueños (parte de Hambre de Futuro).jpg
Micaela Urdinez, Sueños (parte de Hambre de Futuro)

Tal es el caso del espacio disruptivo de Quimera. Donde no solo se destaca por el humor y el color en sus fotos, sino por el mensaje escrito en la pared: “Luising vende/alquila”. Con una propuesta innovadora, el artista Luis Abadi, ofrece sus fotos cuestionando al sistema de compra y venta en el arte. “Hemos concretado hasta trueques por algunas de las obras”, confesó una de las referentes de la galería, mientras comía su hamburguesa veggie.

Otro de los espacios que se destaca por la propuesta de montaje, es el de Diego Ortiz Mugica. Un stand dividido en partes, con variedad, tanto de temas fotografiados como de artistas detrás de la cámara. Lo que atrae y genera sonrisas es la ironía implícita en los títulos de las obras. Además, es en este stand que se expone la obra el artista más joven de toda la feria. Mateo Kitzberger, de siete años. Su obra es fácil de reconocer si se presta atención a la disposición de los cuadros en la pared. Ya que los suyos se encuentran a la altura de los ojos que tendría un niño de su edad. A su vez, su nombre en la pared está escrito a mano y de forma desprolija. ¿Un último dato para reconocerlo? Su obra se basa en fotos intervenidas.

En esta edición de BA Photo se da lugar a la experimentación dentro de este arte y a la combinación de la fotografía con otros formatos artísticos. Fusión que congrega interés. Como las obras que expone la Galería Gachi Prieto o el espacio Link Project con su edición especial curada por Valeria González y Mercedes Claus bajo el título De arañas, medusas y humanos. O las telas impresas de Javier Bellomo Coria o la impresión, con tinta comestible, de retratos en la espuma del café en el stand de Zurich. Máxima expresión del arte efímero.

Javier Bellomo.PNG
Javier Bellomo

Los trabajos expuestos se pueden agrupar en diferentes ejes temáticos. La música es la invitada especial, ya que el sector de Artista Homenajeado fue para Pablo Otero con la serie La fotografía y la música, la cual no se exhibe desde hace más de dos décadas. Con espíritu surrealista transporta al espectador a distintos escenarios. La música también está presente en La nueva ola argentina: fotografía de la Editorial Atlántida, presentada por Fine Art Music Show. Con retratos vintage de Sandro, Palito Ortega, Johnny Tedesco y Violeta Rivas, entre otros.

Pedro Otero, Vida de artista, Straus (parte de Artista Homenajeado).PNG

La Naturaleza, ya sea en su estado puro o intervenida por la acción y/o figura humana es otro de los ejes, principalmente trabajado en la sección De arañas, medusas y humanos, donde se destaca el trabajo de Irene Momezo y Luján Candria.

El pasado dijo presente en la sección Wunderkammer dedicada a los inicios de la fotografía, donde se podrá encontrar muchos tesoros en sepia. La denuncia social tuvo su lugar con la muestra Sueños parte del proyecto Hambre de Futuro del diario La Nación. Fotos tomadas en el interior del país cuyo propósito es darle voz a los invisibles. Reclamar con fuertes imágenes y las historias detrás de ellas.

Para los amantes de la fotografía el contenido de esta edición de BA Photo puede no haber sido un descubrimiento ya que mucho del materia expuesto ha sido recuperado de muestras previamente exhibidas en lo que va del año. Algunos casos son, los trabajos de Anatole Saderman expuestos actualmente en Avance Rápido en la Galería Nora Fisch, los fotomontajes surrealistas y profundos de Gertrude Stern que cerraban la muestra Mundo Propio. Fotografía moderna argentina 1927 – 1962 en el MALBA, la serie Trastienda de Eduardo Médici expuesta hasta hace poco en Galería Rubbers y los mágicos rayos x de las plantas de Andrea Ostera previamente parte de la acción Lar doce Lar de BIENALSUR en la Embajada de Brasil. La divertida experiencia Exposición en Tiempo Real de Vivian Galban ya había deslumbrado en la galería Rolf Art, mas sigue atrayendo al público en el predio de La Rural, dejando a todos los visitantes expectantes con la ansiedad de ver el mural de fotos tomadas durante los días de la feria, terminado.

Annemarie Heinrich, Caminando (parte de De arañas, medusas y humanos).PNG
Annemarie Heinrich, Caminando (parte de De arañas, medusas y humanos)

Rolf Art también se adelantó en cuanto a la presentación del trabajo de Roberto Huarcaya. El año pasado se exhibía en la galería de Recoleta la novedad de unos productos fotosensibles creados sin cámara de fotos. En esa ocasión eran los dibujos que dejaban las plantas de la selva peruana al chocar con el papel. En BA Photo, Huercaya se encuentra en el espacio Out of the box con su dibujo fotogénico Padres Danzantes de Tijeras. Un fotograma de 10 metros de ancho que representa el tradicional baile “danza de las tijeras” de la cultura andina, utilizado como movimiento de resistencia contra la conquista española.

Gabriel Muzzo, La memoria de los otros (parte de Fuera de Foco)

Gabriel Muzzo, La memoria de los otros (parte de Fuera de Foco).PNG
Gabriel Muzzo, La memoria de los otros (parte de Fuera de Foco)

Los otros dos espacios que conforman la feria son: Fuera de Foco, promocionado por el Grupo Omint. Esta presenta obras de seis artistas donde se pierden los límites de la fotografía y se ve su mutación hacia el ornamento. Y Photobook Tijuana, espacio dedicado a la promoción de la producción fotográfica en formato libro.

*Si sos jubilado, menor de 12 años o estudiante de arte y/o fotografía abonás 100 pesos. Hay descuentos con Club La Nación.