por Candelaria Penido
IG: @candepenido
mail: candelariapenido@hotmail.com

¿Cuántas veces hemos intentado imaginar canciones? Darles una forma y un color. Mucha de la música que escuchamos nos conforma y cuenta nuestra historia. Mas, nuestro intento de corporizarlas se desvanece ante su aparente imposibilidad.

Ricky Crespo, el artista cuya obra está expuesta en la galería Elsi del Río en Palermo, lo logró. Con un resultado atrapante te invita a recorrer su biblioteca de canciones. Es Bibliothèque, la serie que “vandaliza el enciclopedismo, poniendo el orden del conocimiento en el lugar de la utopía” dice Federico Platener, el curador.

14 obras, en las que Crespo trabajó más de un año y representan tapas de libros que no existen. Materializó una serie de canciones en novelas, dentro de su cabeza, a las que luego les creo su tapa. Abstracciones que dicen cosas interesantes. “Fue la música. Fue a partir de pensar que una canción –que te cuenta una historia– que bien podía ser una novela. Y si fuera así ¿cómo sería la tapa de esa canción?” dice el artista para explicar el origen de esta muestra.

IMG_1534.jpg

Su obra es un constante proceso de resignificación, en el cual el artista va añadiendo capas de sentido. Las deja latentes para que el espectador las descubra.

Obra como juego. Crespo crea jugando, “un juego que no solo es plástico, sino también retórico. Lo inabarcable, un juego de infinitas posibilidades”, confiesa el texto curatorial. A la vez que nos posicionamos frente a tapas de libros inventados, en azules eléctricos, rojos fuertes, rosas pastel y amarillos –llamativas– escuchamos dentro de nosotros, la canción que está representada. Nos produce una singular familiaridad, ya que el artista a través de su obra, va “jugando con el inconsciente colectivo”, explica el curador.

IMG_1524.jpg

El visitante también juega mientras avanza entre colores. Es él quien le da el significado final a los cuadros. Ante el concepto propuesto, la mirada del otro lo completa. Cuadros que componen un ejercicio gráfico y plástico, semántico y retórico.

Crespo crea con música. Esta es su disparador. Lo interesante está en que lo cuenta, no oculta su método de producción. Posiciona al espectador frente a “un viaje referencial en modo random”, dice Platener.

IMG_1517.jpg

Su espíritu publicista dice presenta en lo atrayente. Obras que nos atrapan como la luz a las luciérnagas y nos generan la necesidad de encontrar esos libros que él inventa, sobre repisas, tomarlos y leerlos. Dice presente también en las resonancias de una cultura pop, la gráfica editorial de la década del 50 y el 60 y la literatura. Estéticas que se encuentran y Crespo sabe amalgamar acertadamente.

Ficha técnica
Galería Elsi del Rio
Exhibición: Bibliothèque
Hasta el 5 de septiembre.