por Ayelén Ruiz

No es la primera vez que Macchi altera el espacio físico de la galería, ya que en el 2016 cuando Benzacar se mudo al barrio de Villa Crespo, él había creado una Mamushka espacial jugando entre el nuevo espacio y con una réplica de la anterior sala de la calle Florida. En cámara traslucida podemos ver como sus obras investigan el pensamiento de nuestros ojos, creando redes de imágenes tematizando el acto de ver, jugando entre lo que vemos y sabemos.thumbnail_IMG_0424.jpgModificando la circulación habitual que solemos realizar dentro de una galería, la convierte en un espacio de difícil acceso gracias a dos paredes de 6 metros de altura que dividen y cortan la galería logrando dos espacios diferentes. La primera pared es de ladrillos flotantes sostenidos por alambres que encontramos al entrar. En cuanto a la segunda, se forma por una trama de cemento perforada, logrando el efecto de separar los dos materiales que conformarían un muro. Su particularidad se trata de la creación de una cámara sin acceso, produciendo que se trasluzca la luz de fondo una obra de gran formato ubicada en la parte trasera de la galería.

Al toparnos con la primer pared de ladrillos de la entrada, y subiendo las escaleras, a la izquierda se encuentra la obra “Portal(blanco)” que nos da la bienvenida a lo que generalmente el público no está acostumbrado a ver: el flujo interno del espacio junto a sus oficinas de trabajo.thumbnail_FA91554D-4685-4204-8F80-29D1012CC7EECitando el texto curatorial de Laura Hakel “Cámara Traslucida podría ser un relato del sistema del arte con sus zonas de exclusión simbólica y literal, sus perspectivas voyeuristas y una puesta en evidencia del fuera de campo como parte del espectáculo.” Siendo exactamente lo que Macchi crea con sus muros y la alteración del recorrido, junto con sus obras esparcidas entre los escritorios del primer piso, generando un nuevo punto de vista cuando se observa la planta baja.

Entre los escritorios y las perfectas bibliotecas llenas de libros de arte que tiene galería, encontramos su obra “Mamushka” y frente a ella, todos sus catálogos de muestras anteriores dispuestos al público para mirarlos.thumbnail_4733690D-F193-4EF7-9EEC-3E2C24BC79BB.jpg

Siguiendo el recorrido planteado por Macchi y luego descendiendo por las escaleras de atrás de las oficinas, llegamos al espacio de la trastienda de Benzacar, es donde los curiosos pueden chusmear rápidamente las obras de otros artistas colgadas en las parrillas antes de ingresar al gran espacio donde se encuentra la inmensa obra ubicada en el fondo, que apenas se puede ver al ingresar a la galería, frente a ella la gran pared de tramas de cemento. Esa inmensa obra es casi como prisionera de su entorno, dilucidando dentro de su composición una especie de trama, realizada con fragmentos de una pintura japonesa.

La exposición es un juego de clausura y apertura que generan las obras sobre el espacio, poniendo el eje en el ojo del espectador y para donde va su mirada, creado por un balance perfecto entre sus obras y su disposición del espacio nuevo creado por el artista sobre la galería.

Ficha técnica: Jorge Macchi, Galería Ruth Benzacar
Juan Ramírez de Velasco 1287
Hasta el 14 de Septiembre.

Biografía
Artista Visual. Nació en Buenos Aires, Argentina, en 1963. Estudió arte en la Escuela Nacional de Bellas Artes en Buenos Aires. Vive y trabaja en Buenos Aires.
En 2001 obtuvo la beca John Simon Guggenheim Memorial Foundation Fellowship. Fue invitado por varias instituciones en Francia (Cité des Arts, beca del Gobierno Francés), Alemania (schloss Plueshow), Holanda (Duende Artists initiative), Inglaterra (Delfina Studios Trust), Italia (Civitella Ranieri) y Estados Unidos (ArtPace) como artista en residencia.
Ha tenido tres importantes retrospectivas de su trabajo: Perspectiva en MALBA Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, en 2016 y CA2M Madrid 2017, con curaduría de Agustin Perez Rubio; Music Stands Still en S.M.A.K Municipal Museum of Contemporary Art, Gante, Bélgica en 2011 con curaduría de Thibaut Verhoeven y Jorge Macchi, Anatomía de la melancolía, Bienal del Mercosur con curaduría de Gabriel Pérez Barreiro en Santander Cultural, Porto Alegre, Brasil y Blanton Museum of Art, Austin, Texas, y CGAC, Santiago de Compostela, España.
Una selección de exhibiciones individuales incluye Lampo en NC ARTE Bogotá, Colombia, 2015; Prestidigitador en MUAC, Museo de Arte Contemporáneo de México, 2014; Container en MAMBA Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, 2014; Container en Kuntmuseum Luzern, Suiza, 2013; Last minute en la Pinacoteca del Estado de Sao Paulo, Brasil, 2009; Light music en la University Gallery, University of Essex, Colchester, Englaterra, 2006; Le 10Neuf en el Centre Regional d´art Contemporain, Monbéliard, Francia, 2001.
Representó a la Argentina en la Bienal de Venecia en 2005 con la obra La Ascensión, en colaboración con Edgardo Rudnitzky, Palazzo Palagraziussi (Antico Oratorio San Filippo Neri).
También ha participado en 7º Bienal de Liverpool, Liverpool, England , 2012; 18º Biennial of Sydney, All our relations, Sydney, Australia, 2012; A terrible beauty is born, 11º Lyon Biennial, France, 2011; Untitled 12º Istanbul Biennial , Turkey, 2011; 4º Triennial de Auckland, Last Ride in a Hot Air Balloon,Auckland, New Zealand, 2010; 27 º Sao Paulo Biennial, Brazil, 2006; 51 º Venice Biennial, The experience of art, Italian Pavilion, Venice, Italy, 2005; Praga Biennial, Czech Republic, 2005; 26º Sao Paulo Biennial, Brazil, 2004; 8º Istambul Biennial, Turkey, 2003; 4º Bienal del Mercosul, Porto Alegre, Brazil, 2003; 7º La Habana Biennial, Cuba, 2000; Cuenca Biennal, Cuenca, Ecuador 1991.

Biografía tomada de: http://www.ruthbenzacar.com/artistas/jorge-macchi/